pixel-landing

cómo decorar un piso pequeño

¿Quién dijo que un piso pequeño no puede derrochar confort, versatilidad y estilo? La realidad es que a estos pisos se les puede sacer muchísimo partido. En LATEUA queremos ofreceros algunos consejos que te permitirán agudizar el ingenio y exprimir cada metro cuadrado de tu hogar.

 

1. Unifica espacios.

La mejor opción para los espacios reducidos es optar por estancias dobles. Son funcionales y te permiten aprovechar al máximo el espacio. Cocina-comedor, salón-comedor, dormitorio-despacho… ¡las posibilidades son inmensas! En este pequeño apartamento se optó por un práctico espacio multifuncional. ¡Todo un acierto!

Unifica espacios

2. Utiliza elementos separadores para delimitar.

Una única estancia puede subdividirse en varios espacios simplemente utilizando elementos separadores que dejen pasar la luz (como esta práctica estantería que separa la zona de entrada con el salón), celosías de madera o muebles de baja altura.

Elementos separadores

3. Armoniza materiales y colores.

No hay nada mejor para conseguir el equilibrio en cualquier tipo de espacio que unificar materiales y colores, y más si se trata de estancias reducidas. Esta solución nos encanta: el gran armario se eleva hasta el techo de manera sutil, gracias al color blanco y a la madera natural, que se alarga para crear un pequeño escritorio aprovechando un rinconcito. La celosía vertical aporta un plus de sensación de amplitud a este rincón que nos ha enamorado.

Armonizar materiales y colores

4. Aprovecha bien la altura

¡Hay que sacar el jugo a cada centímetro! Y la altura es algo a tener muy en cuenta. Ya sea a través de altos armarios a medida, almacenamiento suspendido o bien soluciones como la de esta imagen. Se ha optado por colocar la cama juvenil en altura con tal de crear una pequeña zona de estar bajo ella, con almacenamiento incluido.

Aprovechar altura

5. Apuesta por mobiliario ligero

Los muebles con patas, o incluso suspendidos, son un gran aliado para los espacios reducidos. Aportan ligereza visual, frente a muebles más compactos que tapan demasiado las paredes. Esta combinación de aparador y estante nos ha encantado: práctica, ligera y con mucho estilo.

Mobiliario ligero

6. Libertad a la luz

Es muy importante dejar los puntos de entrada de luz natural sin obstáculos. La luz debe entrar en todo su esplendor a la estancia, por lo que debemos evitar colocar muebles o elementos decorativos que interfieran en ello.

Libertad luz

7. Almacenamiento a medida.

Aunque a priori suponga una mayor inversión, es muy aconsejable optar por soluciones de almacenamiento a medida, que se ajusten a la perfección a nuestro espacio y aprovechen cada centímetro. Nos enamora el banco corrido de este corner, que incluye prácticas cajoneras en las que guardar la mantelería, cojines o incluso parte de la vajilla.

Almacenamiento a medida

8. Coloca espejos que multipliquen el espacio

El socorrido truco de los espejos no es, por ello, menos eficaz. Fijaos en este cuarto de baño: son dimensiones son reducidas, pero el espejo extra grande consigue incrementar la sensación de amplitud. No dudes en colocarlos en estancias reducidas o en zonas estratégicas. ¡Los resultados te sorprenderán!

9. Pocos elementos decorativos.

No abuses de la decoración. Mejor poca y bien seleccionada que convertir tus estanterías en vitrinas de exposición. Esta habitación, de estilo japandi, va muy en esta línea de “menos es más”. Si tienes demasiados objetos bonitos que no quieres guardar en el armario de los trastos, siempre puedes variar la decoración con cada cambio de estación, por ejemplo.

10. Pinta en tonos claros.

Este punto es clave para mantener la sensación de amplitud en nuestras estancias de tamaño reducido. Apuesta por tonos neutro y claros, a modo de paleta en la que después colocar pinceladas de color con los elementos decorativos o el mobiliario. Te aseguramos que el cambio es espectacular.

11. Muebles aliados para el orden.

Mantener el orden es fundamental, y más si hablamos de estancias de pocos metros cuadrados. Apuesta por muebles versátiles que te ayuden a almacenar y recoger con facilidad: canapés abatibles en la cama, cajoneras, bancos o pufs con capacidad interior, etc.

12. Elige mobiliario con doble funcionalidad.

Piensa bien en tus necesidades de almacenamiento en cualquier espacio de la casa y elige muebles que permitan doble funcionalidad, como este mueble recibidor, que funciona a la vez como estantería y como zapatero.

13. Alarga el exterior.

Si tu piso tiene buenas vistas, o bien una salida al balcón o terraza, haz lo posible por extender la mirada hacia ello. Alargar el espacio hacia el exterior, mediante grandes ventanales (como en la imagen) o distribuyendo los muebles de cara a él, es una solución muy práctica para dar amplitud a la estancia.

14. Fuera cortinas.

Y en la línea de lo anterior, te aconsejamos que apuestes por cortinas muy livianas o, directamente, que pases de ellas. Deja entrar la luz del exterior sin filtros y permite que la vista fluya más allá de las cuatro paredes, siempre respetando tu intimidad y la de los tuyos.

¡Esperamos que pongáis en práctica todos nuestros consejos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *