pixel-landing

cómo decorar una habitación infantil

¿Estáis esperando un bebé? ¿Todavía no habéis tenido tiempo de preparar la habitación propia de vuestro peque? En ese caso, este artículo os interesa. Vamos a daros algunas claves para crear una estancia totalmente adaptada a las necesidades de la infancia, siguiendo una inspiración montessoriana.

María Montessori (1870-1952) fue una educadora italiana que legó un método de enseñanza revolucionario para la época, basado en el respeto hacia los niños y a su capacidad innata de aprender, poniendo el foco en la libertad para el desarrollo y en la necesidad de proveer un ambiente preparado y materiales concretos para el aprendizaje. Este método se ha introducido también en las estancias infantiles de nuestros hogares, que se convierten en espacios preparados para el auto aprendizaje, la autonomía y la preparación para la vida adulta.

¿Qué vamos a encontrar en una habitación infantil de inspiración Montessori?

 
 
 
  1.       Espacio libre.

Lo primero que nos va a llamar la atención en estas habitaciones es la cantidad de espacio libre para garantizar el movimiento de los peques. Una gran alfombra que ocupe la parte central de la habitación es una buena idea para dar un toque acogedor a la estancia.

  1.       Tonos tranquilos y neutros.

Los tonos neutros son los protagonistas de estas estancias. No se busca la estridencia, sino más bien un ambiente calmado en el que los niños y niñas puedan desarrollarse tranquilamente. En este sentido, la luz natural también es fundamental.

 
 
 
  1.       Búsqueda de la belleza y naturalidad.

Es algo muy montessoriano: buscar el equilibro y armonía en el ambiente, que nos invite a permanecer en él. Juega con los colores y formas para crear una estancia con un sentido, bella. Predominan, además, los materiales y tejidos naturales.

  1.       Cama a ras de suelo.

Es un símbolo muy distintivo de este tipo de habitaciones. Se pretende fomentar la autonomía del niño, sin intervenir más allá de lo imprescindible. La cama a ras de suelo permite su entrada y salida de forma libre y segura.

 
 
 
  1.       Muebles a baja altura.

Y lo mismo ocurre con el resto de muebles. Las estanterías son bajitas, para que los peques puedan por sí solos coger cualquier elemento de la habitación. También los armarios o percheros se colocan a su nivel, garantizando una autonomía temprana a la hora de vestirse.

 
 
 
  1.       Pocos juguetes y seleccionados.

Este método rehúye de sobrecargar el espacio con juguetes. De hecho, María Montessori diseñó sus propios juguetes pedagógicos, que permiten desarrollar capacidades cognitivas del niño o niña dependiendo de su edad. En estas habitaciones no suelen faltar los famosos arcoíris, juegos apilables o cestos de tesoros. También materiales de vida práctica, como útiles de cocina o limpieza. Hay mucha información disponible sobre ello.

 
 
 
  1.       Decoración a nivel del niño.

Los elementos decorativos también bajan a un nivel inferior y cumplen con una función estética y también educativa. Son muy comunes las láminas con elementos naturales reales (imágenes de flores, animales, frutas…) o de elementos de la vida diaria que se van cambiando cada cierto tiempo.

  1.       Espejo y barra lateral.

Un elemento fundamental de estas habitaciones de inspiración Montessori es el espejo a ras de suelo. Se coloca en la zona de movimiento libre y permite al niño formarse su autoconcepto. Se suele colocar una barra lateral frente a él para facilitar el levantamiento y desplazamiento lateral en los bebés de más de 6 meses.

 
 
  1.       Zona de lectura.

Toda habitación Montessori que se precie contará con un área dedicada a la lectura. Son muy típicas las estanterías tipo expositor, que muestran las portadas de los libros. Un silloncito o puf junto a ella sería lo ideal para crear este rinconcito.

  1.   Área de manualidades.

Por último, destacamos también la necesidad de crear un pequeño apartado para las manualidades. Una mesa con sillitas pequeñas y una pequeña estantería con los materiales preparados sería suficiente.

 
 
  1. ¿Qué os han parecido nuestras claves para crear la habitación de vuestros peques siguiendo este método? J ¡Os leemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *