pixel-landing

cómo poner estilo natural en la casa

Como ya os contábamos hace unas semanas, el estilo natural es una de las tendencias más potentes del diseño de interiores de este año. En estos tiempos de incertidumbre necesitamos sentirnos reconfortados en nuestro hogar, respirando bienestar y placidez. Precisamos de un refugio que nos reconecte con nuestra esencia y nos aporte calidez y paz. Y para ello, nada más idóneo que el estilo natural, que proporciona atemporalidad y espacios en clara conexión con la naturaleza, con esa simplicidad y armonía clara y espontánea. Pero ¿cómo llevar este estilo de manera sencilla a nuestros hogares? En LATEUA te damos algunos tips para que tus estancias fluyan con lo natural y te permitan crear verdaderos remansos de paz.

 
 
  1.       ¡Que se haga la luz!

La luz natural es clave en el estilo natural. Necesitamos que entre en nuestras estancias con los mínimos filtros posibles (persianas abiertas, cortinas inexistentes o en tejidos livianos y tonos neutros). La luz solar debe iluminar y dar vida a la estancia. Podemos potenciarla instalando un espejo de grandes dimensiones y evitando colocar muebles o elementos que obstaculice su entrada.

 
  1.       Lienzo neutro.

Siguiendo con la idea anterior, las paredes y suelos del estilo natural son de colores suaves y neutros, tanto para potenciar la luz natural como para crear una sensación de amplitud y un ambiente acogedor y en sintonía con la naturaleza. Los tonos blancos, arena y, en menor medida, grises, serán tus grandes aliados. Últimamente, también está destacando el rosa empolvado, que confiere una intimidad y delicadeza extra al ambiente.

  1.       La naturaleza en tu mobiliario.

Los muebles con colores que recuerdan a la naturaleza son los que más van a encajar en este estilo natural. Así, el nogal o el roble son ideales, quizás fortalecidos con el complemento del blanco. Atrás quedó la concepción de que los muebles de colores naturales solo sirven para lo rústico. Podemos crear ambientes modernos y sugerentes a través de la amplísima oferta de mobiliario de este tipo que existe en la actualidad. Vienen pisando muy fuerte los muebles elaborados con ratán o mimbre.

 
  1.       No recargues.

Necesitamos ambientes ligeros, que fluyan. Este estilo rehúye de lo superfluo, del colocar por colocar. Queremos luminosidad, oxigenación. Coloca poco, pero colócalo con sentido.

 
 
  1.       Lo de fuera, dentro.

Y en esa búsqueda del sentido, la decoración que requiere este estilo natural está claramente conectada con lo vegetal, lo orgánico. Decídete por textiles elaborados con materiales naturales, como el algodón, la lana o el yute. Si tienen algún elemento decorativo vegetal, por ejemplo en los cojines, serán ideales. Apuesta por maceteros de ratán, colgadores de fotos elaborados con ramas, centros de mesa con piedras naturales, elementos de artesanía elaborados con mimbre, cuadros confeccionados con hojas secas o flores y….

 
  1.       Plantas, plantas, plantas.

…plantas naturales y ramos de flores. Son claves en este estilo. Aportan color, olor, conexión natural. Y ese toque efímero y vital que consigue emocionarnos y conectarnos con nuestra esencia natural.

  1.       Aroma a bosque.

Por último, y para terminar de componer este ambiente lleno de frescura y naturalidad, nada mejor que una buena fragancia elaborada con aceites esenciales o velas perfumadas, que nos permita transportarnos al exterior y respirar pureza.

Leave a Comment

Your email address will not be published.