pixel-landing

Coqueto y dual

Que el cuarto de baño dejó de ser una estancia aburrida en temas de diseño de interior es una auténtica realidad. Un buen ejemplo de ello es este. El cliente nos pidió una estancia con carácter, de tintes coquetos y elegantes. Creamos esta propuesta que juega con la dualidad y la geometría, de líneas limpias y sencillas. El rosa palo se introduce de manera sutil y aporta vivacidad y atrevimiento, mientras que un alicatado de suaves aguas convive en armonía con el elemento madera. Un espacio para descansar y meditar, para bajar el ritmo y mimarse.