pixel-landing
logo_lateua

623 001 833

Una joven pareja, con una peque de 2 años y una perrita muy juguetona, acudió a nosotros justo después de comprarse su primera vivienda en propiedad. Se trataba de un piso de grandes dimensiones, situado en un tranquilo y familiar edificio de viviendas, en el casco antiguo de la población. Un gran espacio que querían reformar siguiendo una línea de estilo moderna y con toques nórdicos, que fuera práctica y en la que pudieran disfrutar de grandes momentos en familia. 

 

Comenzamos por la cocina-comedor, de la cual nos facilitaron fotos y planos. Siguiendo unas directrices acerca del uso del espacio y ajustándonos al presupuesto marcado, les presentamos una propuesta que daba gran protagonismo a la luz natural, en la que el diseño fluye a través de los diferentes espacios (cocina, comedor, sala de estar) a través de líneas sencillas y prácticas.

 

Nuestro diseño les gustó tanto que enseguida nos hicieron llegar el material del resto de estancias de la vivienda. En pocos días, tenían en sus manos todo el rediseño de su nuevo hogar, un primer e importante paso antes de embarcarse en la reforma y la compra del equipamiento. Como ellos mismos nos aseguraron, les dimos el punto de partida clave para la creación de su refugio. Ahora, a punto de instalarse, nos han enviado fotografías del resultado final, que es prácticamente idéntico al que les propusimos. ¡Y en la tripita de mamá asoma el que será el nuevo miembro de la familia! Por historias así, merece la pena nuestro trabajo.