pixel-landing

Un salón para conversar

Son muchos los clientes que buscan rediseñar sus salas de estar para otorgarles un mayor confort y eliminar elementos innecesarios, ya sea de almacenaje o decorativos. En este caso, el cliente quiso crear un espacio de reunión y descanso, visualmente limpio y sin florituras. Se optó por dos amplios sofás enfrentados, separados por unas sencillas mesas auxiliares, que invitan a la conversación. Acompañándolos, una estufa que se funde en una pared sobresaltada en azulejo gris claro. Y de fondo, un gris pizarra que aporta profundidad a la sala y pone en un segundo plano la zona de almacenaje y librería. Un proyecto en el que prima la elegancia y la sobriedad, sin por ello renunciar a la comodidad.